Entrada destacada

Libre

lunes, 1 de febrero de 2010

Eterna mortalidad

Mucho ha pasado en el mundo,
mucho ha pasado y no he visto.
Dicen que una vez
hubo faraones,
que hubo constructores
de enormes pirámides;
que hubo guerras violentas
(¿acaso las hay pacíficas?);
una vez hubo un campesino
que cultivaba tierras junto al Nilo
y murió ahogado al volver
una noche a su hogar;
hubo una muchacha
que besó a su novio
y con él se casó;
hubo una vez un sacerdote
que ofrecía sacrificios
a un dios olvidado
en Asia Central.
Hubo un ferrocarril
que descarriló en Santa Clara.
Hubo una mina que se hundió,
hubo un rojo anochecer
calmo y sereno
y un anciano que lo vio
y lloró.
Hubo una vez un mar
que se enrabietó
y un niño junto a la playa
se asustó.
Hubo una vez una emperatriz
que amaba a su criada,
y nunca nadie se enteró.
Hubo un incendio que duró mil años;
eso fue hace tanto tiempo
que nadie lo recuerda
porque nadie había
nacido ya;
tan solo había lluvia, viento, nieve,
relámpagos a veces.
Hubo tantas cosas grandiosas,
tantas cosas pequeñas,
tanto amor, tanta belleza,
tanto dolor, tanta vida
tantas cosas que ni me rozaron.
Habrá tantas cosas, tantas,
cuando yo ya me haya ido,
tantas cosas que me hacen llorar
esta noche, aquí,
al borde del más inmenso mar.
Aquí, donde nos juntamos
tantos dioses desventurados,
soledad contra soledad,
carne con carne virtual;
infinita, eterna mortalidad.

16 comentarios:

Meri Pas Blanquer dijo...

Palabras insondables por profundas. Una lo lee y sabe que no esta sola, que somos una simple partícula en el universo, no cabe duda, pero, cómo duelen ciertas cosas, cómo lastima el simple transcurso de la vida, si sólo nos paramos un segundo a pensar todo lo que llevamos atrás.

Y anuque química somos, a pesar de ello, nuestra mente no deja de plantearse cosas inciertas.

Y eso, me lo demuestra en este caso, tus magistrales palabras que emocionaron y cautivaron mi entendimiento.

--

ADELFA MARTIN dijo...

...el rojo amanecer...
Me hace recordar la historia del Mèxico del 68...

¿Habrà habido alguna guerra pacìfica?
alguna mortandad lo es?

anoche acribillaron 13 jòvenes en Ciudad Juarez en una fiesta...

A veces amigo, no se sobre que escribir...¿no te sucede a ti?

Profundìsimos versos, para pensar cada lìnea.

abrazos

María dijo...

Y de pronto mi 1,71 cm me parecen 1,71 mm...

Aurora dijo...

cada corazón
es un pequeño centro
del universo

Me gusta todo lo que escribes.
Un abrazo.

Rafael dijo...

Gracias Meri Pas Blanquer. Eso es lo que quería transmitir; si te han emocionado ya es mucho más de lo que podía esperar.
Un abrazo.

Rafael dijo...

Hola Adelfa, ¡vaya tragedias las que recuerdas! las de entonces y las de ahora. Ví la noticia de la masacre de Ciudad Juárez. ¿Acabará alguna vez toda esta violencia? A veces tengo la sensación de que no hace más que aumentar y aumentar hasta que todos nos acabemos desmembrando.
Supongo que no es tanto que no sepas de qué escribir como que duele lo que tienes que escribir.
un abrazo, amiga.

Rafael dijo...

Somos pequeñitos, ¿no es verdad, María? Pero aún siendo tan pequeños vemos hasta el fondo del Universo. Quizá de esa contradicción es de donde surgen tantas cosas.
Abrazos.

Rafael dijo...

Hola Aurora, me gusta la idea.Quizás no haya más universo que aquél del que tu propio corazón es el centro; quizás.
Besos.

María Socorro Luis dijo...

Y es que es así la vida; hecha de cosas grandiosas y minúsculas, maravillosas y terribles...
Un poema magnífico.
Un beso. Soco

Jose Zúñiga dijo...

Esa alternancia de historias y vivencias me gusta mucho, Rafael.
Este poema tiene un gran recorrido. Y mucho, mucho tino.
Abrazo.

Anónimo dijo...

Me parece fantástico,sobre todo el hecho de ir recordando la historia,lo que pudo pasar,lo que no pudo ser,lo que fué y no se pudo recordar. Me he sentido muy bien leyéndolo. Gracias.

Rafael dijo...

Gracias Soco, me animas mucho con tus palabras. Esa mezcla a la que te refieres era la que quería plasmar. Ojalá me haya acercado un poco.
Abrazos.

Rafael dijo...

Hola Jose, salió así, de repente, y tampoco quise repasarlo mucho. Quizá vuelva a él dentro de un tiempo, yo también creo que se le puede sacar partido.
Un abrazo.

Rafael dijo...

Muchas gracias, anónimo/a comentarista. Gracias por pasarte y comentar. Un abrazo.

Les Yeux dijo...

A veces olvidamos que la historia no son solo cuentos, son hechos.

Te leo alguna vez saltando desde el blog de Aurora, y cada vez me gusta más lo que veo.

Un saludo!

Rafael dijo...

Bienvenido Les Yeux, y si vienes desde el blog de Aurora, ¡doblemente bienvenido!
Te agradezco mucho el comentario, y si alguna vez te apetece hacer un comentario crítico, más aún te lo agradeceré. Tanteo cosas diversas e intento aprender.
Saludos.