Entrada destacada

Libre

viernes, 22 de mayo de 2009

Holanda

Me recuerdo caminando por aquella calle en Holanda.
No recuerdo dónde.
Tampoco recuerdo a qué había ido a Holanda.
Tan solo recuerdo la calle larga,
con una curva suave y pronunciada.
Caminaba acompañado, no recuerdo por quién.
Sí recuerdo, en cambio, el gris del día y de la ciudad,
que me protegía como el hogar en el invierno.
Recuerdo el frío, acogedor.
La discreta seguridad de las ciudades del norte.
Esto es lo que recuerdo.


8 comentarios:

Jose Luis Zúñiga dijo...

Sí, esos recuerdos vanos, intangibles, nos ponen melancólicos. Me voy haciendo adicto a tus poemas.

malena dijo...

Viajero acogido por el invierno holandés, que bello lo dices, en algún lugar de Holanda,que vive aún en tí.

lindo tu poema.

INÉS (y yo).. dijo...

Te he visto...caminando con el frío calado en un recuerdo. Y he aspirado hondo, largo, no sé bien porqué..

Un beso

María Socorro Luis dijo...

Me gusta. Sencillo, tierno, evocador...

Y gracias por tu visita y palabras.

Nos vemos. Soco

Rafael dijo...

Intangible, sí. Hasta el punto de que se me ocurrió cuando estaba a punto de dormirme. Pensé que al día siguiente ya no me acoerdaría; pero sí. Pura nebulosa.

Rafael dijo...

Hola Malena. Seguramente todo lo que hemos vivido aún sigue en nosotros de alguna manera. Puede, sin embargo, permanecer oculto toda la vida. Escribiéndolo conservo de alguna forma un recuerdo que, de otra forma, volvería pronto a hundirse en las profundidades.
Besos.

Rafael dijo...

"con el frío calado en un recuerdo". Hermoso, como lo hes que hayas aspirado "hondo, largo". Me resulta turbador que lo que haya escrito pueda reflejarse en otra persona.
Un beso.

Rafael dijo...

Gracias Maria Socorro. Me agradan los tres adjetivos que has elegido. Sobre todo sencillo y evocador; forman parte de mis obsesiones.