Entrada destacada

Libre

domingo, 10 de mayo de 2009

Feliz

Pensaba que era feliz;
absurdamente feliz.
Y un día, leyendo un poema,
sentí los ojos llenos de agua.
"La emoción me llena", pensaba.
Y me engañaba.
Me abrí la camisa,
descosí el pecho
y un montón de fango
cayó sobre el pantalón.

10 comentarios:

ARMIDA MARTIN dijo...

¡Cuanto desconsuelo!, no se, este verso me deja con mal sabor de boca..aunque a veces pasa, uno cree que es felìz y cuando menos se lo espera...

Un abrazo

Rafael dijo...

Hola Armida,
"desconsuelo". Sí, es lo que quería transmitir. De todas formas estos versos (si pueden llamarse así) son antiguos. Están escritos hace bastante tiempo.
Un abrazo.

New Morning Light dijo...

Mais
que c'est beau
d'être toujours
un tout petit peu
triste

Rafael dijo...

Gracias por pasarte, Aurora.
Triste y feliz no son incompatibles. La melancolía los une en el más profundo de los sentimientos.
Tu comentario me ha hecho recordarlo. Gracias.

Jose Luis Zúñiga dijo...

en el camino, Rafael, soberano poema, sí, aunque sea, dices, antiguo.

Rafael dijo...

Gracias, José Luis. Pues no era tan antiguo. Ahora lo he comprobado y está escrito en octubre. Me parecía que había pasado más tiempo.
Como puedes ver tanteo, busco, pruebo...

INÉS (y yo).. dijo...

Cuanto podemos ocultar piel adentro..sin tan siquier saberlo.

Me ha encantado el poema.

Y el blog!.

Besos

Rafael dijo...

Hola... ¿Inés (y tú)?
Gracias por pasarte. Me has hecho descubrir un blog muy atractivo. Te seguiré.
Besos.

malena dijo...

muy emotivo, ¡cuantas cosas a veces guardamos para no lastimarnos!....sin embargo ahí están y en el momento menos pensado salen......

Los sentimientos aguardan, esperando convertirse en poema.

Me encantó.

Rafael dijo...

Hola Malena, bienvenida:
"los sentimientos aguardan, esperando convertirse en poema". Muy cierto. La frase ya es, en sí misma, un poema.
Placer de conocerte.