Entrada destacada

Libre

domingo, 24 de enero de 2010

Piernas y agua

Al agua le han nacido piernas largas.
En un lago; azul, negro, azul y verde,
blanco, amarillo, carne que te pierde.
Ojos en los que veo viejas cargas,
poso de horas duras, muy amargas;
del mundo en el que sólo es quien muerde.
Muerte para el que aquello aún recuerde
y vida para ti, que aquí te embargas;
que aquí contemplas y te admiras toda
de los bosques y de la lluvia recia;
que descansas feliz en tu pagoda,
lejos de la mundana peripecia.
Ojalá sea éste altar de boda
y tumba de ambición soberbia, necia.

Y descanso junto a quien te acomoda

3 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

mira que me gustò...pero el cierre me parece uno de tus mejores broches de oro...

abrazos

Rafael dijo...

¡Gracias Adelfa! Sí, el cierre tiene su historia, me costó, me costó...
Un abrazo.

justin dijo...

piernas y agua...
como si nos asomásemos a un lago,
y lo navegáramos:
agua, un espejo...
++
Un abrazo,amigo