Entrada destacada

Libre

sábado, 5 de diciembre de 2009

Bar

El calor del amor en un bar...
siempre esperando el momento
de decir: vámonos ya.
Los ojos turbios de humo y pasión,
la garganta en carne viva ya está;
ansías el momento en que a este beso
otro beso más hondo seguirá;
te molesta el sudor en las axilas,
de la noche el peso sobre los ojos.
Ves cómo los ojos de ella brillan,
y te animas a decirle bajito
"En mi casa la última podemos tomar".
Allí, piel contra piel recordarás
la primera mirada en aquel bar
y sonreirás.

En evidente homenaje a Gabinete Caligari, y a Lisi, en cuyo blog colgué esto como comentario hace un tiempo.

2 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

¡QUIEN NO HA VIVIDO ALGO COMO ESO!...por lo menos una vez...la sangre corre aceleradamente, los pulsos laten, los ojos brillan...

Wow...recordar es vivir...

abrazos

Jose Zúñiga dijo...

Evidente homenaje. Y bonito. Buen grupo ése, Camino Soria es una de mis canciones de referencia.
Abrazo.