Entrada destacada

Libre

viernes, 9 de octubre de 2009

Silencio

Me rodea el silencio,
un silencio rotundo.
Permanezco en silencio,
un silencio azul.
Un lago helado
bajo el aire sin nubes.
El mar no tiene olas,
su calma me ensordece.
En el silencio está
todo lo que me inquieta.
Permanezco en silencio
una hora tras otra
desde el amanecer
hasta el ocaso,
junto a este mar helado.
Oigo mi corazón,
os escucho
y escribo
esto.

5 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose Zúñiga dijo...

El silencio suena, que diría el poeta. No calles, Rafael.
Un abrazo.

ADELFA MARTIN dijo...

A veces el silencio...
otras...¡que falta hace!

me encantò este poema

abrazos

Rafael dijo...

Hola Adelfa, ¡gracias!
Besos.

Rafael dijo...

Hola Jose, efectivamente, el silencio suena ¡y cómo suena!
Un abrazo