Entrada destacada

Libre

jueves, 16 de enero de 2014

Hambre

Recae en mí el hambre de mis abuelos.
Cien generaciones me precedieron
en la miseria ancestral.
Esclavos, campesinos, humillados,
sometidos.
Una duda que es una certeza,
una certeza que es una duda,
was sie waren, bin ich.
El calor de las aulas acomoda
el frío de los inviernos sin techo.
Cubos grises crecen en las afueras
de la ciudad inhóspita
[(Madrid) es una ciudad vencida
enterrada en el aire gris,
polvo sobre una tumba en el desierto
castellano]
y albergan sueños de felicidad.
Lejos queda la mugre de los campos,
la suciedad de las hormigoneras.
El papel en blanco es un desafío,
un campo de batalla... nevado.
Llegar a la muerte sin conocer
la suela de la bota del señor.
Llegar a la muerte sin padecer
hambre, pobreza, miseria.
Llegas hasta la muerte
¡triunfante!


(Foto: Manu Arenas)

No hay comentarios: