Entrada destacada

Libre

viernes, 18 de marzo de 2011

Ciénaga

Ayer leí un poema de Susana Corullón que me gustó mucho, "Pequeña muerte". Luego me puse a escribir lo que sigue, que no tiene ninguna relación con lo que ella escribió; y sin embargo al final el título de su poema sirvió para rematar lo mío. Es de justicia reconocer su influencia.


Barra de hierro frío,
negro brazo rígido,
trozo de madera,
destellos apagados
al otro lado de la carretera.
Un peso sobre el hombro
te sepulta en la ciénaga.
En el cielo azul
brillan las estrellas;
la vista nublada
y los destellos fríos
al otro lado de la carretera.
La vida está hecha
de mil muertes pequeñas.

2 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

Yo me quedo con el cierre que le das a tu poema, porque encierra una gran verdad...son tantas las cosas que vamos dejando en el camino...

abrazos

Paloma Corrales dijo...

Quisera comentarte una cosita, no tengo tu mail, te dejo el mío: paloma.corrales@gmail.com. Gracias.