Entrada destacada

Libre

miércoles, 29 de abril de 2009

Diosa

Cuando finalmente, oh diosa, te dignes a visitarme
encontraras las puertas cerradas,
los muros cubiertos de escarcha.
Tan sólo el vaho responderá a tu aliento.
El hielo será tu compañero.
Yo, entretanto, te esperaré, inmóvil,
con el corazón en la mano,
latiendo.

4 comentarios:

67daniel dijo...

Buen latigazo. ¿Merecido o no? Lo desconozco, pero parece que tu musa se lo merecía.

Un abrazo, Rafael.

Paz.

Daniel.

ARMIDA MARTIN dijo...

Hermosos versos a pesar del...¿desamor?...¿desesperanza?..
es lo de menos


amigo: existe un foro llamado MAR DE LAS 9 MUSAS, donde tu huella poètica se verìa maravillosamente

http://www.mardelas9musas.com/n

abrazos


p.d. mira por donde me encuentro con Daniel que se me habìa perdido

Rafael dijo...

Hola Daniel,
en realidad estas palabras nacieron como comentario a un poema de Valdemar Canaris (Rafael R. Costa). Valdemar borró su blog; pero yo conservé el comentario y ahora, tras bastante tiempo, y no se por qué, se me ha ocurrido colgarlo aquí.
Lamento no tener el poema al que esto servía de comentario, porque entonces tendría más sentido; aunque, claro, una vez que está escrito los sentidos ya pueden ser muchos, incluso alguno desconocido para el propio autor.
Un abrazo.

Rafael dijo...

Hola Armida,
gracias por pasarte y por el comentario. Visitaré la dirección que me indicas.
Un abrazo.